Ley seca se aplicará a partir de este sábado previo a elecciones

Tegucigalpa, Honduras. – A partir de este sábado a las 6 de la mañana, se aplicará la ley seca, que se mantendrá hasta el lunes a las 6 de la mañana a nivel nacional con el fin de evitar que los ciudadanos lleguen a votar en las elecciones primarias este domingo bajo los efectos del alcohol, informó el subjefe de operaciones de la Alcaldía Municipal del Distrito Central (AMDC), capitán Saul Vásquez.

Vásquez advirtió que habrá sanciones tanto para las personas que estén ingiriendo alcohol, como a los propietarios que los venden durante la videncia de dicha norma. Cabe mencionar que las sanciones para las personas que vendan bebidas alcohólicas es de 4 a 6 salarios mínimos, mientras que los ciudadanos que estén ingiriendo dicha bebida, serán enviados a la posta más cercana donde tendrá que permanecer por 24 horas.

Te puede interesar: Políticos cierran campañas una semana antes de las elecciones

La AMDC, en conjunto con las Fuerzas Armadas y la Policía, estarán realizando operativos en lo que dure la vigencia de esta norma de prohibición de ventas de bebidas alcohólicas con el fin de que la población hondureña cumpla con esta ley .

El origen de la ley seca comenzó en los Estados Unidos en el año 1920, disminuyendo el consumo del alcohol considerablemente, sin embargo, el alcohol se siguió produciendo clandestinamente, logrando que se creara el crimen organizado. En las últimas semanas de 1919, antes de que entrará en vigor la norma, una fuerte demanda de ciudadanos compraron bebidas alcohólicas de manera masiva para poder proveer de ella mientras duraba la ley.

A raíz de la ley seca en los Estados Unidos, los ciudadanos norteamericanos fabricaban sus propias bebidas, entre ellas, la famosa» Gin de la bañera», un peligroso cóctel de alcohol puro combinado con aderezos químicos.

Mira también: Se suspende toque de queda a nivel nacional por elecciones

Hablando del crimen organizado, Al Capone hizo millones de dólares gracias a la venta ilegal de las bebidas alcohólicas ampliando su imperio clandestino en casi todo el territorio estadounidense usando tanto sobornos como amenazas.

Según estadísticas de la Organización mundial de la Salud (OMS), en el 2016, 3 millones de personas murieron por el excesivo consumo del alcohol.