Analista Josué Murillo: “Necesitamos datos oficiales del CNE”

Tegucigalpa, Honduras. –A raíz de la tardanza en el conteo de votos, el analista Josué Murillo, expresó que se necesitan los datos oficiales del Consejo Nacional Electoral (CNE), para darle certeza a la ciudadanía sobre los resultados de las elecciones primarias realizadas el domingo en el país.

Analista Josué Murillo

“La celeridad de la mano con la rigurosidad, deben ser el orden del día en este tipo de procesos”, opinó el analista, explicando que los resultados de boca de urnas están generando peleas en cada partido político y que se puede generar distintas expresiones de violencia si no se atiende de manera adecuada las necesidades de la información, por lo que, estos tipos de encuestas producen inestabilidad.

Te puede interesar: CNE brindará hoy primeros resultados de elecciones

Al haber varias dudas dentro de la misma sociedad hondureña, Murillo detalla que la empresa privada, iglesias, COHEP, y la sociedad civil, han estado manifestando sobre la necesidad de dar información real.

“Ha quedado en deuda”, manifestó el analista sobre su opinión con respecto al trabajo realizado por el CNE, donde menciona que ni las medidas de bioseguridad fueron tan rigurosas el día de las elecciones.

 Mira también: Aguirre exige permitan a medios acceso al conteo de votos

Murillo sugiere que, para las elecciones generales, el Registro Nacional de las Personas, (RNP), Arregle el trámite necesario para que los jóvenes sí puedan ir a realizar el sufragio, puesto que muchos no pudieron votar por no tener acceso a la tarjeta de identidad. El analista agrega que los tramites de los cambios de domicilio, los cambios de centros de votación y el no tener las tarjetas a tiempo, limitan el derecho humano a ejercer el sufragio.

Más de 600 mil nuevos votantes se quedaron sin poder votar, ya que no se les entregó su tarjeta de identidad.

Otro factor que sugirió Murillo es el hecho de que la apertura de mesas debe de abrir a la hora establecida y concluyó que las reglas no estaban claras para los partidos políticos desde un principio.