Gobierno de EE. UU investigará la respuesta policial al tiroteo de Texas

La actuación de la Policía ha sido duramente cuestionada por su aparente lentitud en el tiroteo en una escuela en el que murieron 19 niños y dos maestras.

 

Estados Unidos. El Departamento de Justicia de Estados Unidos (EE. UU), anunció que investigará la respuesta policial al tiroteo en la escuela de Uvalde, (Texas), en la que el martes murieron 19 niños y dos maestras y que fue visitada este domingo por el presidente, Joe Biden y su esposa.

Asimismo, en un comunicado, el portavoz del Departamento de Justicia Anthony Coley,  dio a conocer la investigación, cuyos resultados serán públicos y que se abre a raíz de una petición del alcalde de Uvalde, Don McLaughlin, después de que la actuación de la Policía ha sido duramente cuestionada por su aparente lentitud.

El objetivo de la indagación es obtener una versión independiente de la respuesta por parte de las fuerzas de la ley y de cada una de sus acciones en la jornada del martes 24 de mayo, cuando se produjo la masacre.

Además, el Departamento de Justicia espera que las conclusiones a las que se llegue puedan servir para identificar problemas y actualizar los protocolos de actuación para futuros tiroteos.

Mientras tanto, en su visita este domingo a la escuela, Biden y su esposa pasearon durante varios minutos ante el memorial dedicado a las víctimas, mantuvieron una conversación con la directora de la escuela, Mandy Gutiérrez, y con el superintendente del Distrito Escolar, Hal Harrell, y luego asistieron a una misa en honor a los fallecidos.

 

PUEDES LEER: Cada 30 de mayo se celebra el Día del Árbol en Honduras

 

El Gobierno de EE. UU investigará la respuesta policial al tiroteo de Texas. RCV

 

TE PUEDE INTERESAR: Criticado negocio «La Puntita» reabre sus puertas

 

Por otro lado, el director del Departamento de Seguridad Pública de Texas, Steven McCraw, reconoció el viernes que el hecho de que los agentes de Policía no derribasen la puerta del aula en la que se hallaba el autor de los disparos fue una decisión incorrecta y culpó de ella al máximo responsable policial que en ese momento se encontraba en el colegio.

Por otra parte, el sábado, la vicepresidenta de EE.UU., Kamala Harris, pidió que se prohíban las armas de asalto, después de acudir al funeral de varias de las víctimas mortales del tiroteo que tuvo lugar el 15 de mayo en Búfalo, en el estado de Nueva York.

“Un arma de asalto es un arma de guerra que no tiene cabida en una sociedad civil”, argumentó.

Para finalizar, Harris propuso un mayor control en la venta de armas, como una verificación de antecedentes para saber si el posible cliente ha cometido con anterioridad algún tipo de crimen.

 

Redacción: Allisson Flores

 

ADEMÁS: Implementación de teletrabajó ayudará a ahorrar combustible





En VIVO

:: Programas ::






SIGUENOS EN TWITTER