Científicos aseguran que el virus no ha mutado.

Un análisis del Centro de Investigación de Virus de la Universidad de Glasgow (Reino Unido) ha proporcionado pruebas de que el SARS-CoV-2, el virus que causa la Covid-19, no ha mutado en diferentes tipos.

Investigaciones recientes han sugerido que en la actualidad circula más de un tipo de SARS-CoV-2 en la pandemia, siendo una cepa más agresiva y causando una enfermedad más grave que la otra.

Ahora, mediante el análisis de las muestras de virus del SARS-CoV-2 de la pandemia, los científicos han podido demostrar que actualmente sólo circula un tipo de virus.

Los virus, incluido el que causa la Covid-19, acumulan naturalmente mutaciones o cambios en su secuencia genética a medida que se propagan por las poblaciones. Sin embargo, la mayoría de estos cambios no tendrán ningún efecto en la biología del virus o en la agresividad de la enfermedad que causan.

A principios de este año, se informó de que los científicos habían encontrado dos o tres cepas de SARS-CoV-2 circulando en la población, evidenciadas por ciertas mutaciones que se habían detectado. Sin embargo, gracias a los amplios análisis de los genomas de los virus, los científicos han demostrado que es improbable que estas mutaciones detectadas tengan alguna importancia funcional y, lo que es importante, no representan diferentes tipos de virus.