Basta de negociaciones y arreglos perjudiciales para la ENEE y el pueblo