Mes rosa, una historia de lucha contra el cáncer de mama

Octubre, es el mes internacional de la lucha contra el cáncer de mama, sin duda una de las enfermedades que causa más temor entre las mujeres e incluso entre los hombres.

 

Curiosidades. La iniciativa de conmemorar a octubre como el mes dedicado a la lucha contra el cáncer de mama es a nivel mundial; esto se dio gracias a los hechos determinantes que ayudaron a impulsar la prevención y a animar a las mujeres a no sentir miedo al momento de explorar sus pechos con el afán de detectar irregularidades en la piel y el tejido mamario a primera vista y tacto.

Pero, ¿cómo surgió todo? Lejos de saturar a las mujeres con información médica sobre los cambios físicos que adquiere el cuerpo cuando el cáncer de mama se manifiesta, en Dallas, pensaron que lo mejor sería echarse a correr en signo de fortaleza y los largos recorridos que una mujer con cáncer tiene que enfrentar hasta librar en lo posible esta enfermedad.

Por ello en octubre de 1983, cuando un peculiar maratón se realizó en la ciudad de Dallas, Texas, con la idea de recaudar fondos que ayudaran a solventar los tratamientos médicos y psicológicos de mujeres que habían sido diagnosticadas con cáncer en la mama.

 

CONOCE MÁS :¿Sabes por qué octubre es el Mes Rosa?

 

En aquella primera carrera de cinco kilómetros se sumaron 700 corredores que, en su mayoría, eran sobrevivientes al cáncer o tenían familiares combatiendo a la enfermedad.

Esta maratón no solo animó a hospitales privados a reducir los costos o hacer gratuitos los exámenes de mamografía, de paso, también se le hizo saber a los hombres que el cáncer de mama no era indiferente al sexo masculino, pues había que puntualizar que este cáncer podría presentarse en sus madres, esposas, hermanas, hijas, novias, amigas, abuelas y cualquier otra mujer cercana a ellos.

 

 

MERCADOCTENIA COMO AYUDA

 

Entre tanto, las actividades relacionadas con concientizar sobre el cáncer de mama se replicaron en distintos países no solo en cuestiones médicas, también el sector privado comenzó a brindar apoyo a través de campañas de publicidad y ediciones especiales de productos con distintivos rosas que manifestaban la intención de brindar apoyo económico a las organizaciones públicas y privadas que ayudan a hacer frente a este padecimiento.

 

En 1985, el laboratorio farmacéutico Astra Zeneca fue la primera empresa en promover y destinar recursos, así como medicamento especializado para el cáncer de mama, motivando a otros sectores empresariales a sumarse a la causa y donar las ventas obtenidas durante el mes de octubre.

 

Con ello, cientos de empresas locales, nacionales e internacionales se integran al mes rosa con productos caracterizados con este color como muestra del compromiso y responsabilidad social ante el incremento de cáncer en mujeres de bajos recursos económicos y por los altos costos de rehabilitación.

VEASÉ TAMBIÉN: Fármaco que empuja al coronavirus hacia su propia muerte

 

UN SÍMBOLO DISTINTIVO

El uso de pequeños lazos en la vestimenta ha fungido como un mensaje de solidaridad social ante diversas temáticas o situaciones, como se ha popularizado el lazo negro en señal de luto o el rojo en apoyo a las personas que padecen VIH/SIDA, luego de que Penney Laingen fuera la primera en utilizar un listón blanco en 1979 en signo de paz y esperanza al saber que su esposo militar fue tomado como rehén en Irán.

 

Es así como el lazo se convirtió en un símbolo de apoyo social a quienes luchan por una causa común; por lo que la prevención y atención al cáncer de mama no quedó excluida y gracias a iniciativa de la Fundación Susan J. Komen, el lazo rosa fue introducido por primera vez, cuando se regaló uno cada participante de la maratón en la que participaban supervivientes del cáncer, celebrada en Nueva York en 1991, aunque por ese entonces no tenía la misma repercusión que en la actualidad.

 

Un año después, en 1992, Alexandra Penney, editora de la revista de salud para mujeres Self, invitó a la que entonces era Vicepresidenta General de Estée Lauder, Evelyn Lauder, a que participara en el mes contra el cáncer ese año.

Ambas trabajaron en la idea de hacer lazos y obtener apoyo del mundo de la cosmética para distribuirlos a través de las tiendas de Nueva York.

En consecuencia, la colaboración con la marca de cosmética, Estée Lauder, distribuyó un total de millón y medio de lazos entre sus usuarias. Después de esto, Lauder creó la Fundación de Investigación para el Cáncer de Mama, que ha donado más de 325 millones de dólares a investigación.

 

Actualmente, la maratón que inicio todo se mantiene como una de las carreras que mayor impacto y solidaridad genera en el mundo, pues año con año incrementa la participación hasta superar al millón y medio de corredores que además de donar dinero a diferentes asociaciones civiles relacionadas con la prevención y tratamiento de cáncer de mama, también se suman como voluntarios para trasladar a mujeres que viven lejos de los centros de salud, por ejemplo.

Destacadas firmas como Ford, ha hecho de uno de sus coches estrella, el Mustang, ediciones especiales y limitadas, con distintivos rosas desde 2008 para la campaña “Warriors in pink” que dona dinero para que la fundación “Susan G. Komen for the cure” emprenda diagnósticos gratuitos y se incrementen las investigaciones para la prevención de la enfermedad.

 

REDACCIÓN: ALYSSON AGUILAR

TE PUEDE INTERESAR: Conoce en que mes nacen más bebes y sus distintos factores