Padres en Texas ofrece $45 mil por el traficante que le vendió a su hija el fentanilo que la mató

A Ciara Gilliam, de 22 años, la encontraron muerta el pasado 23 de agosto, sufrió una sobredosis de fentanilo, Sus padres, Robert y Karletha Gilliam quieren justicia, por lo que ofrecen una recompensa por la persona que le vendió la droga.

 

Internacional. Los padres de Ciara quieren regalarle a su hija justicia y la garantía de que otras familias no sufran como ellos, por culpa de esa persona que vende las drogas, por lo que ofrecen 45 mil dólares de recompensa por la persona que le vendió a su hija Ciara el fentanilo que le costó la vida, el pasado martes, 23 de agosto, Robert Gilliam y Karletha Gilliam, no lo ven como una venganza, mas bien como una garantía prometedora que salvara la vida de muchos consumidores.

A través de las redes sociales, Robert Gilliam, especificó que para recibir el dinero, hay que “identificar por nombre, dirección y número de teléfono a la persona que vendió el fentanilo a mi hija, que la mató”.

La familia aseguró que la información obtenida será enviada al Departamento de Policía de Des Moines, en Iowa, que investiga el caso. Aunque Robert y Karletha Gilliam, viven en Amarillo, Texas, su hija Ciara estaba viviendo en Iowa, donde trabajaba y estaba cerca de su abuela paterna.

La familia Gilliam, reconoció que la joven de 22 años había tenido problemas con el consumo de sustancias controladas, sabían de su lucha con la píldora conocida como Xanax, pero no de algo como esto.

El pasado 23 de agosto, Brad Bisenius, novio de Ciara, llamó a Robert Gilliam preocupado porque intentaba comunicarse con ella y no le respondía.

Su papá intentó contactarla y al no lograrlo, le marcó a su madre en Des Moines, Iowa, para que diera una vuelta y revisara si su nieta Ciara estaba en su departamento.

La mujer y su pareja salieron hacia allá, pero en la ruta se detuvieron en el trabajo de la joven, allí les comunicaron que ella tenía el día libre.

Policía de Des Moines encontró restos de fentanilo en su habitación, cuando la abuela y su compañero llegaron al departamento, notaron que el carro de Ciara estaba en el estacionamiento tocaron a su puerta e intentaron entrar, pero la puerta principal tenía llave.

 

LEER: Alcalde indicó que cuenta con 500 millones de lempiras para hacer un plan agresivo de bacheo en la capital

 

Padre de Texas ofrece $45 mil por el traficante que le vendió a su hija el fentanilo que la mató. RCV

 

ADEMÁS: Juzgados manejarán «en secretividad» el caso de Gary Johnston por el delito de trata de personas

 

INVESTIGACIONES

La pareja de la abuela intentó abrir una de las ventanas y así accedió hasta la habitación de Ciara Gilliam, quien estaba muerta, en el suelo, de acuerdo con la investigación del Departamento de Policía de Des Moines, sufrió una sobredosis de fentanilo, asimismo las autoridades reportaron el hallazgo de la mortal droga.

La familia Gilliam, se prepara para despedir a Ciara, este sábado 3 de septiembre, en Des Moines, Iowa.

Confían en que «la tragedia» que viven no será en vano, pues ayudarán a otras personas que puedan estar luchando en silencio contra las adicciones

En una página de GoFundMe, describieron a Ciara Gilliam como una mujer de un corazón enorme, que «a menudo ayudaba a los demás y anteponía sus necesidades a las de ella».

«Aunque era profundamente amada y rodeada de tantos familiares y amigos, no le gustaba que los demás la vieran luchar y trataba de hacer frente a las cosas en silencio”, se consigna en el mismo escrito.

Su padre, Robert Gilliam, recalcó en entrevista con Fox que el objetivo de su recompensa es evitar que un vendedor de droga siga operando en las calles, por eso, calificó su acción como un regalo para su hija, para que nadie más “ tenga que pasar por esto”.

«Espero que esto sirva de aviso a los traficantes de droga, que sepan que algunos de nosotros tomaremos acción cuando nadie más lo haga», concluyó.

El engaño mortal del fentanilo a quienes consumen opioides, estadísticas de la Administración para el Control de Drogas (DEA) señalan que cerca de 107, mil personas murieron en 2021 por sobredosis. En un 70% de los casos fue debido a opioides, como el fentanilo.

Las personas que ingieren fentanilo hecho en laboratorios clandestinos no saben que lo están consumiendo y creen que están tomando medicamentos que se pueden comprar legalmente bajo prescripción médica, como si fuera, Oxicodona, Percocet o Adderall, ha advertido Richard Sánchez, portavoz de la DEA.

A principios de julio, el gobernador de Texas, Greg Abbott, visitó las instalaciones del Departamento de Seguridad Pública de Texas, en Houston, para hablar sobre el fentanilo, pero allí responsabilizó al presidente Joe Biden, por su negativa para reforzar la frontera.

 

REDACCIÓN: KATERIN RUBÍ

 

TAMBIÉN: Al menos 500 millones de lempiras se van a invertir en mantenimiento vial en Tegucigalpa





En VIVO

:: Programas ::






SIGUENOS EN TWITTER