Gustavo Petro primer presidente colombiano de izquierda

Economía, seguridad, salud, educación y derechos humanos serán algunas de las prioridades del nuevo inquilino de la Casa de Nariño Gustavo Petro.

 

Colombia. Después de una larga jornada electiva, los colombianos eligieron a Gustavo Petro como presidente para los próximos cuatro años, convirtiéndose en el primer mandatario de Colombia del partido de izquierda.

Cabe mencionar, que el ahora presidente no solo tuvo que afrontar una crisis sanitaria por el coronavirus, sino un estallido social que se vio plasmado en las calles en mayo del año 2021, tras una reforma tributaría fallida por parte del exministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla.

También, realizo una compleja situación de orden público en el resto del país por cuenta de grupos al margen de la Ley, el Ejército de Liberación Nacional (ELN), las disidencias de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), el Clan del Golfo y otras organizaciones delictivas.

Por lo anterior, varios expertos opinaron que las tareas pendientes de Iván Duque, tendrá que resolver el nuevo Gobierno en materia de economía, relaciones internacionales, seguridad, derechos humanos, educación.

Uno de los cambios que más atemorizan a los colombianos al tener un nuevo inquilino en Casa de Nariño es la economía, no solo internamente, sino como se perciba desde la banca exterior por el cambio de mandato.

Una de las voces autorizadas para hablar de economía es el excodirector del Banco de la República, Adolfo Meisel, quien afirma que hay una importante tarea por parte de la nueva administración, y es el déficit fiscal y una inminente reforma tributaria que debe ser estructural para palear el gasto social que el Estado de Duque, tuvo que hacer para atender la pandemia del covid-19.

 

ADEMÁS: Diego Vázquez revela por qué se decidió por la Selección de Honduras

 

Gustavo Petro primer presidente colombiano de izquierda. RCV

 

SEGURIDAD

Por su parte, diferentes oenegés han criticado la ineficacia de Duque para hacer efectivo lo que se firmó en la Habana por Juan Manuel Santos y los representantes de la extinta FARC.

Lo anterior iría muy ligado con el deterioro de seguridad y un incremento de la violencia, según Viviana García, investigadora del Instituto Arnold Bergstraesser (ABI), y especialista en estudios transnacionales.

Entre tanto, una muestra de aumento en la violencia sería el paro armado militar que vivió Colombia en el mes de mayo a manos del Clan del Golfo.

Además, la política contradictoria de seguridad colombiana buscará eliminar a los cabecillas de estas organizaciones o grupos delictivos, algo que no resuelve de fondo los problemas de seguridad del país y lleva a la fragmentación de estos grupos.

 

Uno de los retos sobre los que más se habló durante la campaña presidencial fueron los acuerdos de Paz y su implementación. RCV

 

RELACIONES EXTERIORES 

Sobre las relaciones internacionales, Colombia tiene dos situaciones a manejar, y es la relación directamente con Nicolás Maduro, presidente de Venezuela, para tener control de las fronteras, sobre todo en cuestiones de seguridad, en las que grupos armados ilegales pasan la frontera para sus fines delictivos, flujo migratorio y las políticas de cooperación social y económicas.

Otro desafío es la relación con Nicaragua por los litigios en la Haya por San Andrés y Providencia, el cual Colombia deberá cumplir con el fallo de 2012.

De esta manera, el presidente deberá velar por la comunidad raizal afrodescendiente, su pesca artesanal y la reserva de SeaFlower con el país centroamericano.

 

LEER: Aumento de tasas de intereses en EE. UU. tendrá repercusiones en Honduras

 

Colombia deberá cumplir con el fallo de 2012. RCV

EDUCACIÓN Y SALUD

En cuanto a educación, las academias y sus cabezas visibles están de acuerdo que uno de los puntos fundamentales es que el Estado colombiano garantice el acceso y calidad de los jóvenes en los diferentes centros educativos y en sus diferentes modalidades.

En lo que respecta, la salud es uno de los panoramas más difíciles que deberá asumir la nueva administración del Estado colombiano, ya que hay más de 10 millones de personas siendo desplazados por las diferentes liquidaciones de varias EPS, eso sin contar los casi tres millones de quejas por mal servicio y casi 800 mil acciones de tutela.

En fin, en cuanto a Derechos Humanos, hay una clara preocupación por parte de las organizaciones de DD. HH. nacionales e internacionales tras el mandato de Iván Duque Márquez, ya que aseguraron que hubo un claro retroceso en cuando a estas políticas por parte de la administración.

 

REDACCIÓN: YORLENI RUBIO. 

 

Mujer rastrea a su novio con app de Apple y lo mata por infiel