Honduras debe pedir reciprocidad a EE. UU. para captura de Axel López

 Las autoridades hondureñas deben de insistir con EE. UU. para que Axel López sea aprendido y puesto a disposición en el cumplimiento del mandato, según Marco Zelaya.

 

Tegucigalpa, Honduras. El abogado penalista Marco Zelaya, en una entrevista exclusiva para Radio Cadena Voces (RCV), señaló que al margen de la presión del pueblo hondureño, las autoridades del país deben pedir reciprocidad a Estados Unidos (EE. UU.), para capturar al señor Axel López, en esfuerzo de extradición con apego al convenio y al principio de reciprocidad con el país Norteamérica.

Asimismo, explicó que la asistencia judicial que se está solicitando a través de los canales correspondientes es de suma importancia, pues esta determinará cuál es la ruta del dinero y así saber a ciencia cierta quienes fueron los que obtuvieron beneficio de la compraventa de los hospitales móviles que no funcionaron.

«El daño ocasionado al pueblo hondureño es inhumano, el Gobierno de Honduras está obligado a presentar las acusaciones en contra de esas personas que por acción u omisión cometieron un genocidio”, comentó.

Mencionó que, al ser tan antiguo el acuerdo de extradición, este no considera los delitos a tal efecto, sin embargo, la autoridad norteamericana tiene plena conciencia del daño que se ha hecho a la salud de nuestra población, producto de una compra irregular en plena crisis en 2020, por lo consiguiente el Estado espera esta asistencia jurídica.

 

LEER: «Alza en los precios continuarán por problemas Geopolíticos»: Sarahí Silva

PUEDE INTERESARTE: Irán inauguró productora de vacunas anticovid con tecnología cubana

 

PROCEDIMIENTO

Por otra parte, puntualizó que, el procedimiento de la Organización Internacional de Policía Criminal (INTERPOL), consiste en elevar la orden de captura a nivel internacional para que opere en todo el mundo, es ahí cuando las autoridades hondureñas deben de insistir con EE. UU. para que López sea aprendido y puesto a disposición en el cumplimiento del mandato, por el delito que se cometió en Honduras con participación del ciudadano norteamericano.

“Es increíble como alguien aprovechando una situación tan delicada en el mundo esté pensando en sacar ganancia propia”, aseveró.

Planteó que, en consecuencia, por el delito de abuso de autoridad, puede obtener de tres a seis años y por fraude de seis a nueve, lo que se considera más agravante que pueda considerar el tribunal, no obstante, con el nuevo Código Penal y gracias a un principio de libertad condicional solo tendrá que hacer un tercio de la pena que se determine.

 

REDACCIÓN: CARLOS CASTILLO

 

PUEDES LEER: Honduras participó en diálogo para combatir los delitos contra la niñez