Congreso Nacional deroga en su totalidad las ZEDE

 Los proyectos de derogación fueron presentados por el presidente del Congreso Nacional, Luis Redondo.

 

 “Este nuevo CN no reconoce ninguna sentencia, dictamen o decisión de la Sala de lo Constitucional y de la CSJ en favor de estas ZEDE”, cita el dictamen.

 

 

Tegucigalpa, Honduras. En una de las sesiones más trascendentales para el futuro de nuestro país, el Congreso Nacional, que preside Luis Rolando Redondo, aprobó la noche del miércoles la derogación total de las Zonas de Empleo de Desarrollo Económico (ZEDE), de toda la normativa jurídica del país.

La eliminación de las ZEDE se realizó con la derogación, tanto de la reforma Constitucional de aprobación y ratificación que contienen la creación, configuración y todo lo concerniente a las Zonas de Empleo, como del decreto que contiene la Ley Orgánica, que fue aprobado el 12 de junio de 2013 por este Poder Legislativo.

La derogación, que necesitaba votación de mayoría calificada, es decir, más de 86 votos, alcanzó un apoyo UNÁNIME por todas los 128 congresistas de las bancadas en el Congreso Nacional.

Tras derogar la reforma constitucional que le daba vida a las ZEDE, toda ley orgánica, leyes, reglamentos, resoluciones, así como cualquier disposición, acto, contratos, concesiones o cualquier otra normativa relacionada en favor de las Zonas de Empleo, carecen de validez jurídica.

El próximo paso para la derogación completa, será la ratificación en la próxima legislatura del año 2023, posteriormente su sanción y publicación en el Diario Oficial La Gaceta.

 

LEER: Partida confidencial del Gobierno se triplica a 15 mil millones de lempiras

 

 Congreso Nacional deroga en su totalidad las ZEDE. RCV

 

TAMBIÉN: COHEP recomienda medidas energéticas al Gobierno para enfrentar impacto del combustible

 

ANTECEDENTES

El 23 de enero de 2013, el Poder Legislativo aprobó reformar los artículos 294, 303, 304 y 329 de la Constitución de la República, aprobación que fue ratificada el 30 de enero de 2013, creando las Zonas de Empleo y Desarrollo Económico (ZEDE), con ello violentando, alterando, modificando y lesionando el territorio nacional, la soberanía e independencia de la República, suplantando la soberanía popular y usurpando los tres poderes del Estado.

La ilegalidad se realizó mediante la configuración de instituciones exclusivas para zonas privadas, de empresas privadas y para otorgar privilegios a un grupo de personas en detrimento de todos los hondureños, originando este régimen de ZEDE e instituciones con funciones, competencias, atribuciones y poderes que constitucionalmente son propios o exclusivos del Poder Ejecutivo y Legislativo.

Así también alterando y modificando con estas zonas, el sistema de administración de justicia, permitiendo que sea suplantado por otros sistemas judiciales o jurisdiccionales de otros países. Poder, que solo es propio y exclusivo en Honduras del Poder Judicial. En definitiva, también alterando, violentando y modificando gravemente nuestra forma de gobierno.

 

 

TE PUEDE INTERESAR: Equipo de salud en San Pedro Sula protestan por sus tres meses de pago