OMS estima que el 50% de la población europea se contagiará de Ómicron

Se notificaron más de 7 millones de nuevos casos de COVID-19 en los primeros 11 días del año y se infecta el 1% de su población por semana.

 

La Organización Mundial de la Salud (OMS), estimó que el 50% de la población europea se contagiará de Ómicron en las próximas seis a ocho semanas, la vacunación evita muertes, pero las hospitalizaciones comprometen al sistema de salud.

Según el director regional de la OMS para Europa, Hans Kluge, en la región europea se han notificado más de 7 millones de nuevos casos de Covid-19 en la primera semana de 2022, lo que supone más del doble en un periodo de dos semanas. A 10 de enero, 26 países han informado de que más del 1 por ciento de su población se contagia de Covid-19 cada semana.

Además, 50 de los 53 países de Europa y Asia central han notificado ya casos de Ómicron. “Se está convirtiendo rápidamente en el virus dominante en Europa occidental y ahora se está extendiendo en los Balcanes”, ha advertido el director.

 

PUEDES LEER: Empleados de Hondutel continúan sin recibir salarios atrasados

 

Los expertos analizan que una persona infectada con esta mutación el Covid-19 podría transmitir el virus a entre 9 y 10 personas. RCV

 

TE PUEDE INTERESAR: Administración aduanera adjudica a empresa Alutech servicio de Rayos X de Puerto Cortés

 

“Los datos cotejados en las últimas semanas confirman que la nueva variante es altamente transmisible, porque las mutaciones que tiene le permiten adherirse a las células humanas con mayor facilidad, y puede infectar incluso a quienes han sido previamente infectados o vacunados”, recordó.

Tal y como ha insistido el mandatario de la OMS en Europa, la variante Ómicron representa un nuevo “tsunami” que “barre” la región, y que se suma a la oleada de Delta que todos los países estaban gestionando hasta finales de 2021.

Así las cosas, ha hecho hincapié en que la forma en que cada país responda ahora debe partir de su situación epidemiológica, los recursos disponibles, el estado de aceptación de la vacunación y el contexto socioeconómico.

Con todo, en lo que respecta a las tasas de mortalidad, Kluge ha destacado que “se mantienen estables” y que siguen siendo más altas en los países con alta incidencia, “combinada con una menor aceptación de la vacunación”, ha expresado.

 

 

ADEMÁS: Presión del magisterio frena inversión en Palmerola