CRUZ Y CALAVERAS PARA LA CAPITAL

 

Después de anunciar que la nueva terminal internacional en Palmerola abrirá las puertas en el mes de octubre, surgen muchas preguntas y disgustos por parte de una buena cantidad de hondureños en especial capitalinos.

El aeropuerto de Toncontín ha sido el aeropuerto de los capitalinos por muchos años. A pesar de que ha sido tildado de peligroso e inseguro, ha funcionado muy bien por lo últimos 100 años, brindando desarrollo, empleo, turismo, movimiento económico, y conectividad a la ciudad capital, zona sur, y oriente de nuestro país.

Todo el proceso de contratación, concesión, y puesta en marcha de Palmerola ha llevado mucha crítica y secretividad. Altos costos, nuevos e inesperados desembolsos por parte de las autoridades gubernamentales, clausulas lesivas a las finanzas del estado, y al final nada nuevo para los usuarios ya que se están jalando las mismas líneas aéreas de Toncontín para allá.

 

Te puede interesar: Perros le quitan la vida a una persona en San Matías

 

Se ha hablado en los discursos disfrazados y mentirosos, que este será el centro de inversión para Centroamérica al ser uno de los mejores aeropuertos de la región, cosa totalmente falsa. Palmerola cuenta con 6 mangas para aparcar aviones mientras Panamá cuenta con más de 54 mangas y 70 destinos al mundo, Costa Rica cuenta con 13 puentes y 20 salas de embarque, contando con más de 30 aerolíneas internacionales y El Salvador cuenta con 25 puertas de embarque y con más de 25 aerolíneas internacionales, por mencionar algunos. ¿Entonces cómo podemos decir que este aeropuerto de Palmerola nos pondrá en el mapa como el mejor? ¿Por qué vendrá “más inversión” al país por abrir Palmerola? ¿Otro aeropuerto? Ya Honduras siendo un país pequeño y pobre lo que menos necesita son más aeropuertos.

 

 

Aeropuerto Internacional de Palmerola RCV.

 

La otra pregunta que surge es, ¿a quién le preguntaron si queríamos un aeropuerto en Comayagua? En su mayor porcentaje, los capitalinos que usamos esta terminal de Toncontín para salir del país, no queremos ir a Comayagua, esto genera más gasto y más riesgo al tener que transitar la famosa CA-5, que a diario reporta numerosos accidentes y fatalidades viales. La capital merece su aeropuerto y es injusto que en manos de “extranjeros de la capital” o los famosos “Rangers” que han gobernado ya por más de 16 años, la capital y su gente deba sufrir.

El impacto económico es grande y negativo, Tegucigalpa perderá miles de empleos, cierre de negocios, estancamiento económico que genera el tráfico de personas y turistas que pasan por Tegucigalpa. La lógica y la teoría nos dicen, que los gobiernos deben generar bienestar en la población y no masacrarla de esta manera. Muchos de los llamados “Rangers” siempre han tenido un recelo con la capital, aunque muchos de ellos tienen sus “casitas” aquí mismo para sentirse más importantes y alejarse un rato del hueco de donde salieron.

Quieren darle atol con el dedo a la población diciéndoles que el Aeropuerto de Toncontín seguirá funcionando para vuelos locales, lo cual es más falso que un billete de 3 dólares ya que claro está que es imposible mantener una operación como la de Toncontín a puros avioncitos locales. Toncontín al corto plazo cerrará para convertirlo en uno de esos absurdos proyectos que se hablan, de poner un parque masivo, o una gran terminal de buses. Que mal ven la capital nuestros gobernantes, que malos deseos para su gente.

 

 

 

Aeropuerto Nacional Toncotín.

 

Lee más: Cabildo Abierto exigen comunidades de la Tigra

 

Se habla ahora de que estarían solicitando mover la carga aérea del Aeropuerto Ramon Villeda Morales de San Pedro Sula para Palmerola, ¿será que también van a debilitar la otra ciudad más importante de nuestro país? ¿Qué han dicho los alcaldes y gobiernos locales sobre esto? ¿serán cómplices de la muerte de Toncontín, o levantarán su voz para luchar por algo que pertenece a los capitalinos y a todos los hondureños?

Ya es hora de que estos “visitantes de tierra adentro” regresen a sus casas y dejen a los que saben de desarrollo económico, empleo, y generación de riquezas para una ciudad, gobernar a favor de nuestra capital y por ende de nuestro país. Y ya es hora de que los hondureños levantemos nuestra voz en protesta y luchemos por lo que es correcto. El pueblo es el Soberano!

 

              PONCIO PILOTO ALAS

 

Te puede interesar: ¡MASACRE! deja cinco fallecidos en San Jerónimo, Comayagua