Sikaffy: Empresas no tienen capacidad para pagar reajuste de salario mínimo

Empresas no están en condiciones de cumplir un aumento en el salario mínimo, en especial, la micro, mediana y pequeña empresa.

 

Tegucigalpa, Honduras.  El presidente del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (COHEP), Juan Carlos Sikaffy, manifestó que la mayoría de las empresas no cuentan con la capacidad de pagar un reajuste del salario mínimo.

Asimismo, aseguró que, al aumentar el salario mínimo, varias empresas se encontrarían en la situación de recortar personal, por la falta de capacidad,  “Hay empresas que podrán pagar, pero en su gran mayoría, las empresas subirán el salario mínimo y van a tener que despedir gente por no tener la capacidad de pagar”.

 

Lee también: El cierre de la economía no es opción, hay que buscar otras formas

 

Por otro lado, el presidente indicó que el pago de impuesto es uno de los problemas más severos que tiene la empresa privada, debido a la inestabilidad económica que afronta el país a raíz de la pandemia y de los recientes huracanes ETA e IOTA.

“Tenemos impuestos como si viviéramos en Dinamarca, Finlandia o en Suecia y no tenemos los servicios que hay en esos países, entonces pagamos el doble de impuestos, gravísimo lo que pasa en el país, porque pagamos por educación y no tenemos educación, pagamos por seguridad y no tenemos seguridad, entonces no se para que sirven nuestros impuestos” culminó, Sikaffy.

 

Te puede interesar: Partidos minoritarios interponen recurso de inconstitucionalidad contra nueva Ley Electoral

 

Sin definir aumento del salario mínimo

Actualmente el promedio del salario mínimo es de 10,022 lempiras al mes, 334 lempiras diarios. Honduras maneja una tabla sobre dicho salario que se fija en relación con la actividad económica y el número de trabajadores de las empresas.

La problemática es en el porcentaje del ajuste salarial, el sector obrero propuso un aumento del 4.1 %, que fue el índice de inflación en 2020, según datos del Banco Central de Honduras (BCH).

 

 

Mientras que la iniciativa privada planteó que las empresas que tengan de 1 a 50 empleados no paguen ajuste salarial, de 50 a 150 el 1 % de aumento y de 151 en adelante le otorguen un aumento de 4.1 %.

Sin embargo, los empresarios han reiterado que la crisis sanitaria de la COVID-19 y los daños de las tormentas de Eta e Iota causaron que la situación económica del país se haya deteriorado y haya generado cierre de empresas, despidos y migración de connacionales en búsqueda de un mejor futuro.

Bajo ese contexto, argumentan que las empresas no están en condiciones de cumplir un aumento en el salario mínimo, en especial, la micro, mediana y pequeña empresa.

 

ESCUCHA LA ENTREVISTA COMPLETA:

Lee también: Presidente Hernández, defiende su gobierno ante la UNGASS