CNA dice no a las ZEDE

RCV

Mediante una conferencia de prensa el CNA explicará por qué dice no a las ZEDE

Tegucigalpa, Honduras. –Después de varios análisis, el Consejo Nacional Anticorrupción (CNA), anuncia estar en contra de las Zonas de Empleo y Desarrollo Económico (ZEDE), así lo informó Gabriela Castellanos, coordinadora de esta institución.

Según Castellanos, hay un sin número de factores para decir no a las ZEDE que van desde la categoría de la legalidad, hasta la afectación de cada uno de los hondureños.

Te puede interesar: Deysi Ibarra habla sobre las dificultades de la reactivación económica en Honduras

“Estamos haciendo el análisis para presentárselo a la población en general. Si esto conduce a que el CNA presente nuevamente ante la sala de lo constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) un recurso de inconstitucionalidad, lo vamos a hacer”, reiteró.

Antecedentes de las ZEDE en Honduras

El Congreso Nacional (CNA), aprobó el pasado lunes 24 de mayo reformas a la ley que rige a las Zonas de Empleo y Desarrollo Económico (ZEDE), en la cual se exonera del pago de impuestos a las compras de insumos y servicios que realicen las empresas que operen en las ZEDE.

Según la página web de la Secretaría de Desarrollo Económico de Honduras, las Zonas de Empleo son áreas del territorio nacional sujetas a un «régimen especial» en las que los inversionistas estarían a cargo de la política fiscal, de seguridad y de resolución de conflictos, entre otras competencias.

Lee también: El “hongo negro” una nueva amenaza para Honduras

Significado de las ZEDE en Honduras

Dicho en otras palabras, con las ZEDE el gobierno entrega soberanía a inversionistas extranjeros, además, parte de territorio hondureño, a cambio de empleo para los habitantes cercanos a la zona.

Sin embargo, la idea de que las ZEDE implican una renuncia de soberanía ha sido constantemente disputada por las autoridades hondureñas, que insisten en que los territorios seguirán sujetos a la Constitución y al gobierno nacional.

La isla de Rotan y el puerto de Amapala son unos de los lugares que han visualizado un grupo de desarrollo económico norteamericano en cooperación con el Gobierno de Honduras, para implementar estas zonas de desarrollo económico.

Te puede interesar: El “hongo negro” una nueva amenaza para Honduras