A dos meses, los implicados en el asesinato de la estudiante Keyla Martínez siguen libres e impunes, denuncia su madre

Keyla Martínez murió misteriosamente el 8 de febrero en una celda policial en La Esperanza, Intibucá.

 

Tegucigalpa, Honduras.Norma Rodríguez, madre de la estudiante de enfermería de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), Keyla Martínez, quien fue asesinada dentro de una celda policial en Intibucá; lamentó que a dos meses del asesinato, los culpables de la muerte de su hija andan libres e impunes, como si nada pasó.

«No dejaremos que este caso quede impune, los 13 policías relacionados con el asesinato de mi hija andan libres, como que si nada pasó», dijo Norma Rodríguez en EPICENTRO DE NOTICIAS de Radio Cadena Voces.

 

 

«Lo que pido es que se deduzca responsabilidad a los asesinos, es una vergüenza que hagan responsable a los que la detuvieron, eso es corrupción», exigió.

 

 

Investigación sin avances

Ante los pocos avances de la investigación en el caso de su hija, quien, según el dictamen forense, falleció a causa de asfixia; Norma Rodríguez lamentó que los entes encargados de realizar las averiguaciones no están actuando con rapidez para resolver el caso.

«Nada hacen por el caso de mi hija que fue asesinada en las narices de la ATIC, en cambio, el caso de los policías dice que en 48 horas tendrán información», lamentó.

 

 

Familiares de Keyla despedidos de sus trabajos

Norma Rodríguez dijo que algunos de sus familiares han perdido su trabajo ya que sus jefes los han despedido porque tienen miedo a represalias en su contra.

«Todos mis hermanos quedaron desempleados, los jefes tienen miedo, nos ven en el parque y comienzan a grabar, nosotros no somos delincuentes», aseveró.

 

 

«Por parte de las autoridades policiales o del Gobierno no nos dan información, no le dan importancia; mis hermanos quedaron sin trabajo porque a los jefes les da miedo tener a un miembro de mi familia», aseguró.

 

 

Te puede interesar: Nasralla se irá solo si no le dan la candidatura en la alianza

 

Intimidación

Norma Rodríguez señaló que sus familiares ya no pueden andar libres, ya que están siendo intimidados por la familia de José Velásquez, el doctor que fue detenido junto a Keyla por violar el toque de queda en la occidental ciudad de La Esperanza, Intibucá.

«La familia del médico que acompañaba a mi hija nos ha amenazado, nos han intimidado porque publicamos cosas en las redes sociales».

 

 

También comentó que Velásquez está siendo protegido por los entes de seguridad del Estado, ya que su familia es militante del Partido Nacional y que por ello el galeno siente la seguridad de que no será perseguido por la justicia.

«El médico que acompañaba a mi hija es nacionalista, se siente seguro por el Gobierno y no da la cara», cuestionó.

 

 

Escuche la entrevista completa aquí:

 

Lee también: Luis Zelaya: «Muchos se van a quedar huérfanos de líder»