La ONU y Unión Europea exigen a Honduras que se aclare el caso de Keyla Martínez

Tegucigalpa, Honduras. – Frente al alto número de muertes de mujeres en Honduras en lo que va del año la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y la Unión Europea, solicitaron que se investiguen estos casos, especialmente el último que se viralizó, de Keyla Martínez.

Incluso, Estados Unidos, ha pedido que se realice una investigación exhaustiva de la estudiante de enfermería, Keyla Martínez, quien murió en una celda en La Esperanza, Intibucá, el pasado 6 de febrero a las 11 de la noche.

Esta investigación se debe realizar con prontitud, con el objetivo de analizar si la victima tiene signos de tortura, violencia sexual y lesiones, según señaló la cuenta de Twitter de esta organización.

Asimismo, condenan todas estas muertes violentas que se ha presentado en los últimos días, exigen a las autoridades que colaboren a la aclaración de los hechos de estos homicidios, por lo que indican que esta investigación se realizarse de forma detallada, independiente, imparcial y sobre todo transparente.

Además: El homicidio de Keyla Martínez desmonta la campaña de seguridad del Estado

Ya que la policía nacional se manifestó por medio de un comunicado, donde detalló que la detención de la joven Martínez fue por escandalo en vía pública en estado de ebriedad y por circular en horario no establecido.

Sin embargo, fue llevada a una celda, y en cuestión de horas fue encontrada, sin signos vitales, y los agentes de la policía dijeron que la sorprendieron intentado quitarse la vida, y que de manera inmediata fue llevada a un hospital de esta ciudad con vida.

Y el hospital Dr. Enrique Aguilar, donde fue trasladada, también se manifestó, señalando que, al ingresar a la joven, ya no tenía signos de vida, es decir que ella no murió en el hospital, sino que posiblemente dentro de la celda.

De igual manera, la autopsia del cuerpo de la estudiante indicó que la causa de muerte no fue por suicidio como expresan los policías, sino homicidio, ya que el informe detalló que fue por medio de asfixia mecánica el deceso de Martínez.

Posteriormente, el Ministerio Público giro una orden para que los policías, que se encontraban de turno en esta posta policial, fueron remitidos a la orden de la dirección de Medicina Forense, para aclarar el hecho de muerte de la estudiante.

Todo lo antes mencionado es con la finalidad de proteger la vida de todos los ciudadanos, siendo aun un ente que debe generar protección. Porque ya se registran 30 muertes violentas de mujeres, según el Observatorio de la Violencia de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH).

Mira: Hermana de Keyla sobre el médico: «él nos engañó, existen muchas inconsistencias en su versión»