Cronología de justicia en la muerte de Keyla Martínez

Intibucá, Honduras.- La noticia que se ha hecho viral en el país a raíz de la muerte de una joven de 26 años estudiante de enfermería de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), Keyla Martínez, obtuvo mucha indignación por parte de los hondureños tras ser detenida por incumplir el toque de queda.

La muerte de Keyla tuvo lugar la madrugada del domingo, donde los resultados de medicina forense, sobre la autopsia revelaron que no se suicidó, sino que, la muerte de la estudiante de enfermería fue por asfixia mecánica y por parte de medicina legal se trata de un homicidio afirmó el informe del Ministerio Público.

Mientras tanto la familia, amigos y compañeros de Keyla Martínez, recuerdan a la joven como una persona servicial y alegre quien asistía a la iglesia, sin embargo, los agentes policiales arrojan que se encontró en estado de ebriedad al momento de su detención.

Mira: Policías implicados en el caso de Keyla Martínez han sido remitidos a Medicina Forense

En Intibucá, los pobladores salieron a manifestarse a las calles clamando justicia para la joven muerta en una celda policial.

 

Los pobladores de la zona se encuentran indignados por este suceso

 

Mientras Honduras Exige que se esclarezca la investigación el pueblo de la Esperanza, Intibucá, donde ocurrió la tragedia; se mantiene en pie clamando por justicia y las personas indican que no permitirán que el caso quede impune.

El sábado 6 de febrero por la noche alrededor de la 11:40 pm comenzó el sufrimiento de la enfermera, cuando se trasladaba en un vehículo en compañía de un médico ginecólogo y obstetra, donde labora en el hospital Dr. Enrique Aguilar Cerrato.

Según la versión de su familia ella residía en Tegucigalpa porque estudiaba en la UNAH y decidió viajar hasta ese lugar para pasar un fin de semana en familia y con amigos.

Luego de compartir un rato ameno en un restaurante de Intibucá, con unos amigos se dirigió a su vivienda junto a la persona que le acompañó por última vez el doctor Edgar Velásquez Orellana.

En el camino fueron detenidos por agentes policiales donde Keyla y su amigo fueron llevados a la estación policial de ese sector luego fueron separados en diferentes celdas, donde ocurrió el hecho que aún se encuentra en misterio.

Sn embargo, el informe policial determina que estaban infringiendo el toque de queda, aunque según las normas que establece Sinager, el personal de Salud tiene permiso para circular debidamente identificado y en horas laborales.

Luego de permanecer tres horas en detención, la madrugada del domingo 7 de febrero fue trasladada a la sala de Emergencia del Hospital Dr. Enrique Aguilar Cerrato, de ese municipio, donde los médicos reportaron que Keyla ya iba muerta pues según reportes ella llegó “con signos vitales ausentes”.

 

En una tarde triste los familiares le dieron el último adiós a keyla Martínez

 

La familia de la enfermera no se explica ¿Cómo pudo morir alguien que se encontraba bajo custodia policial dentro de una celda? Pero la versión de los agentes explicó ese domingo a través de un comunicado que “durante la ronda de supervisión de las celdas, los policías, descubrieron a Keyla intentando quitarse la vida mediante asfixia”.

En ese sentido, declararon que la sacaron de la celda y la trasladaron de inmediato al Hospital Enrique Aguilar Cerrato donde murió.

La versión de las autoridades explicó en el documento que Martínez habría usado un suéter para posterior suicidarse, luego de amenazar a los agentes que se quitaría la vida si la encarcelaban.

Es importante mencionar que las autoridades no le practicaron la prueba de alcoholemia, ya que ella mismo acepto haber ingerido bebidas alcohólicas según la declaración por el subcomisionado Melvin Alvarenga.

Cuando la familia se dio cuenta de la versión policial de la chica explicaron que ella jamás atentaría con su vida ya que se encontraba muy ilusionada terminado su último año de la Universidad en la carrera de Licenciatura en Enfermería.

La hermana de la occisa Nancy Martínez, afirma que su hermana fue asesinada en la celda y que su crimen no quedará impune.

 

El sueño de una joven estudiante que queda inconcluso

 

Además, El Hospital Dr Enrique Aguilar emitió un comunicado en donde explica una versión diferente al comunicado policial de que” Keyla murió tras ingresar al hospital”.

Agregó, “se realizó una valorización inicial por el equipo sanitario que cubría su turno en la sala de emergencia y tras determinar que, a su llegada, el cuerpo se encontraba sin vida, se notificó a Medicina Forense para realizar el procedimiento en base a ley”.

El comunicado explicó que la joven colaboró para dicho hospital como auxiliar de enfermería por lo que indicaron sus muestras de pesar por su fallecimiento.

El cuerpo se traslado a la morgue capitalina, donde se realizó la autopsia y explicó que su muerte no fue un suicidio, sino que, un homicidio.

La madre de Keyla Martínez, reside en España y regresó al país para darle la cristiana sepultura y el último adiós a su hija en el cementerio general de esa localidad.

#JusticiaParaKeylaMartinez

También: La ONU condenó la muerte de la estudiante de enfermería Keyla Martínez