¡HOSPITALES MÓVILES! quedarán como un monumento a la corrupción de Honduras

Tegucigalpa, Honduras.- La polémica compra sobrevalorada de los hospitales móviles, donde se vio reflejada la corrupción más grande en la historia de Honduras, ha dejado una avalancha de negligencia por parte de los funcionarios de Inversiónes Estratégicas de Honduras (Invest-H).

No es exagerado decir que la compra de las clínicas móviles están sobrevaloradas, demostrando una solida perversidad por parte de los burócratas de Invest-H, lo cual conduce al beneficio de distintos sectores periféricos del poder de altos funcionarios del gobierno.

Los módulos podrían ser el mayor monumento a la corrupción en el país  en comparación a otros casos de corrupción.

Mira: Cohep exige evitar las reuniones políticas y el funcionamiento de los hospitales móviles

Los médicos visitan las instalaciones de los móviles para inspeccionar el equipo

 

Es importante destacar que las estructuras modulares, tienen equipo de última generación, que no lo tiene ningún otro hospital de Honduras, sin embargo, no quita que al pueblo hondureño le costaron mil 174 millones de lempiras y también no quita que representan una sobrevaloración de más de 800 mil millones de lempiras.

¿Las autoridades del Ministerio Público (MP), Podrán el sistema de Justicia desvincular las elites de corrupción y emprender acciones contundentes?

El Ministerio Público detallaba que para poder presentar requerimientos fiscales por la compra de los hospitales, se necesita toda una extensa carga probatoria necesaria, molestia que ha causado en la mayoría de los sectores del país.

Pese a que el Ministerio Público inició una investigación en contra del señor Marcos Bográn, acusado por los delitos de Fraude, Enriquecimiento ilícito y Abuso de poder, no obstante, no se le ha demostrado culpabilidad alguna y hasta la fecha no hay nadie pagando por este delito.

En relación con el análisis efectuado, fundamenta que, dichos hospitales de aislamiento móviles tienen muchas irregularidades. Detalles en el informe marítimo de Importación, no concuerdan con las facturas emitidas por el señor Axel López en su condición de representante legal de la empresa Elmed Medical.

El escándalo ante la gestión de Invest-H explotó a principios de junio cuando se hizo pública la corrupción que matizó el proceso de la compra de los siete hospitales de las cuales hasta la fecha solo funciona uno y con varias irregularidades.

Los técnicos instalan los módulos a paso muy lento

 

Desde ese momento el organismo inversionista ha estado en el centro de la polémica por el mal manejo de los recursos del estado a lo largo de la pandemia en medio de la crisis sanitaria que azota a Honduras, con más de 144 mil 992 contagios y 3 mil 549 fallecidos hasta este jueves 28 de enero del 2021.

Desde el 2020 los hondureños esperan ser atendidos en los siete hospitales móviles, pero el panorama para este año tampoco es alentador, los casos seguirán en aumento y los módulos que fueron adquiridos para atender una emergencia sanitaria, siguen sin operar.

Cada día muchas personas mueren a causa del covid-19 y las autoridades encargadas de combatir la emergencia, no han sido capaces de manejar la pandemia.

La compra que se realizó con los siete hospitales móviles deja en evidencia el mal manejo de funcionarios en instituciones responsables de la adquisición de estos bienes.

Las autoridades han estipulado varias fechas de entrega del hospital capitalino, y no han podido cumplir. Este en comparación a otros casos, es más evidente y el sistema de justicia no ha hecho los esfuerzos por esclarecer los hechos detrás de la compra de los hospitales móviles.

Por estas y muchas razones más, los hospitales móviles, denominados clínicas móviles, se podrían considerar como la mayor estafa de la historia de Honduras.

Además: Hospitales móviles siguen sin atender la pandemia 







RCV Online