Juan Pablo II y Benedicto XVI sabían sobre acusaciones de abuso sexual contra ex cardenal

Este miércoles se dio a conocer públicamente en un informe del Vaticano que examina la carrera de Theodore McCarrick, asegura que el Papa Juan Pablo II sabían sobre acusaciones de abuso sexual contra ex cardenal McCarrick y de todas formas, decidió nombrarlo a nuevos y poderosos puestos dentro de la iglesia.

El informe menciona sobre un importante caso de abusos, el informe muestra cómo la Iglesia una y otra vez recibió pistas sobre la mala conducta de McCarrick con los jóvenes adultos, pero las descartó como infundadas o eligió escuchar la propia defensa de McCarrick.

McCarrick, que fue expulsado el año pasado después de que el abuso de menores también salió a la luz, escribió una carta al secretario personal de Juan Pablo II en 2000 en la que decía que nunca había tenido relaciones sexuales con ninguna persona. Meses después, el ahora santificado pontífice nombró a McCarrick arzobispo de Washington.

Por otra parte, el Vaticano también fue mal informado por varios obispos de EEUU que no confesaron lo que sabían de McCarrick.

“Esta información inexacta parece haber impactado probablemente las conclusiones de los asesores de Juan Pablo II y, en consecuencia, del propio Juan Pablo II”, señaló la introducción del informe.

El reporte, publicado dos años después de que el papa Francisco autorizó una investigación interna, es la última palabra del Vaticano sobre cómo McCarrick amasó poder y prestigio en la iglesia, incluso frente a rumores (y a veces evidencia escrita) sobre su mala conducta.

El documento describe cómo Juan Pablo II y McCarrick, a pesar de ser ideológicamente diferentes, encontraron un terreno común y desarrollaron una afición mutua después de compartir tiempo en viajes al extranjero.

De igual manera, se ha mencionado que después de la muerte de Juan Pablo II, el Papa Benedicto también recibió advertencias sobre McCarrick, incluyendo las del arzobispo Carlo Maria Viganò, quien sugirió una investigación canónica.

MIRA: Manuel Merino es el nuevo presidente de Perú

Pero Benedicto eligió no aplicar sanciones formales. En su lugar, se le dijo a McCarrick (oralmente y luego por escrito) que mantuviera un perfil bajo y minimizara los viajes “por el bien de la Iglesia”.