COLUMNA DE OPINIÓN: ¿LA NUEVA REALIDAD?

Mas de 40 días han pasado, desde que la población y la economía mundial se encuentra en cuarentena. Sabemos, por estudios de los expertos, que este virus, no se ira pronto de nuestras vidas, y esto nos lleva a una reflexión profunda, y surge la pregunta, ¿si este virus no se va, entonces seguiremos en cuarentena por cuánto tiempo? Esta pregunta es muy válida y probablemente gran parte de la población se la ha hecho.

La “Nueva Realidad” entra en juego en ese momento. Y esta nos indica que debemos adaptarnos a la situación, en otras palabras, aprender a convivir con este letal virus. La vida cotidiana debe continuar, no podemos estar aislados y en cuarentena por mas meses o inclusive por años. Nuestra economía de país y nuestras economías personales solo aguantarán hasta cierto punto, después se hará insostenible poder estar encerrado y sin poder trabajar y generar ingresos.

Pero aquí entra la próxima interrogante, ¿es más importante la economía que la vida humana?, la respuesta es No. La vida humana debe prevalecer, ante todo. Hay que tomar en consideración, que la vida humana también necesita poder producir y generar ingresos para mantener a sus familias, para poder comer, y suplir las necesidades básicas. Es importante que nuestros países puedan sostener la producción y el comercio tomando las medidas de seguridad correspondientes, para así lograr mantener los empleos, que hoy en día son escasos, y así lograr sobrevivir esta pandemia hasta que exista una cura oficial.

Los datos estadísticos y estudios externos nos demuestran que dentro de las industrias mas afectadas por el Covid-19, se encuentran la de acomodación, servicios de comida, eventos, servicios generales, transporte, y turismo, estas tienen una muy alta afectación y representarán una pérdida muy grande en el ingreso de divisas, pero especialmente en los trabajos y las personas que dependen directamente de estas industrias. Hay otras con mucha afectación, pero mas moderada, como ser la manufactura, construcción, minería, comercio, y actividades financieras.

Dentro de los planteamientos del sector gobierno y sector empresarial, han surgido propuestas para la apertura gradual e inteligente de la economía. Esto se apega a la “Nueva Realidad” de entender que debemos seguir adelante con nuestras vidas. Cada uno jugando su papel importante ante esta situación. El estado debe y está obligado a fortalecer los sistemas de salud y a la reducción del gasto, las empresas deben crear sus manuales de bioseguridad para operación sin riesgo de sus negocios y sin riesgos para sus colaboradores y clientes, y la población debe de seguir estos lineamentos de seguridad para poder lograr esta apertura inteligente.

El impacto de las remesas para el año 2020, también será significativo, siendo este, el principal ingreso de divisas en nuestro país, y también uno de los sustentos de la economía mas importantes que tenemos. Se prevé que para 2020, tendrán una caída del 19% que es ocasionada por la significativa reducción de empleos en Estados Unidos y España, de donde vienen la mayor parte de remesas, y también esto genera iliquidez en la gente residente en otros países lo cual imposibilita el envío de estas.

Los momentos de crisis, deben abrir nuestras mentes para fortalecernos y buscar oportunidades. Las empresas deben reinventarse en sus métodos de operación, e invertir recursos en tecnología. Muchas empresas hoy en día han logrado sobrevivir gracias a herramientas tecnológicas que permiten el funcionamiento desde lugares remotos. Otras empresas han diversificado sus giros comerciales, adaptándose a lo que se puede o necesita la población en estos momentos.  Es hora de reinventarse y no darse por vencidos. Lo que viene es duro, y nuestra economía no se podrá sanear al corto plazo. Nos espera un 2020 y 2021 bastante complicados. Muchas empresas cerraran operaciones por no poder sostener todas las obligaciones, otras tardarán hasta finales del próximo año para poder estabilizar sus finanzas y su operación. Y mas preocupante aun es el movimiento económico y consumo, el cual se verá disminuido en grandes proporciones, debido al desempleo. Esto genera que las personas debemos priorizar el poco recurso que tenemos y no gastarlo en cosas que hoy podrían ser “innecesarias”.

Unidos todos, enfrentando esta “Nueva Realidad”, tendremos mayores probabilidades de poder regresar a “la normalidad”. Esto pasa por la generación de conciencia en toda la población, también, por la guía y buenas decisiones por parte de nuestros gobernantes, y empresarios. Si hacemos correctamente las cosas, podremos ganarle al virus, pero sin conciencia y guía, retrocedemos y lograremos que el cierre de nuestras ciudades, y nuestro país en general, se extienda a mucho mas tiempo. ¿Que prefieres tu?

 

 

L.A.G.E.