El nuevo coronavirus es natural y comenzó en los murciélagos hace 140 años

El origen del nuevo coronavirus es natural y comenzó en los murciélagos hace 140 años, según una reconstrucción que publicó la revista científica Nature, al tiempo que Estados Unidos, China y la Organización Mundial de la Salud (OMS), se lanzarán a una guerra verbal sobre el presunto nacimiento del virus en un laboratorio chino.

Citando investigaciones recientes, Nature indica que “las estimaciones para el nacimiento del primer coronavirus varían ampliamente, desde hace 10.000 años hasta hace 300 millones de años” pero que “el antepasado del SAR-COV2 se habría separado entre 40 y 70 años atrás de la familia de los coronavirus de los murciélagos“.

Los científicos ahora están al tanto de docenas de cepas, de las cuales siete infectan a los humanos”, dice la publicación, que menciona que, entre los cuatro que causan resfriados comunes, dos provienen de roedores y los otros dos de murciélagos.

Para Nature, el origen del coronavirus causante de la actual pandemia es “una pregunta abierta”, pero explican que “comparte el 96% de su material genético con un virus encontrado en un murciélago en una cueva en Yunnan” (China). Menciona estudios recientes según los cuales el SARS-CoV-2, o un antepasado muy similar, “estuvo escondido en algunos animales durante décadas”.

“El linaje del coronavirus que conduce al SARS-CoV-2 se separó hace más de 140 años del estrechamente relacionado que se ve hoy en los pangolines”, dice el autor. Luego, en algún momento en los últimos 40-70 años, los ancestros del SARS-CoV-2 se separaron de la versión murciélago.

Indica además que los tres coronavirus que causan enfermedades graves (SARS-CoV, MERS-CoV y SARS-CoV-2) “provienen de murciélagos”. “Pero los científicos piensan que generalmente hay un intermediario: un animal infectado por los murciélagos que transporta el virus a los humanos. Con el SARS, se cree que el intermediario son los gatos de civeta, que se venden en los mercados de animales vivos en China”, agrega la publicación.

Los resultados de las investigaciones citadas por Nature reconstruyen una historia larga y compleja, que sugiere la imagen de un árbol genealógico ramificado y a lo largo del cual podrían haberse transmitido algunas características del nuevo coronavirus que estarían presentes también en el pangolín, el animal que por ahora se indica como reservorio natural donde la recombinación genética de otros coronavirus en circulación habría dado origen al SARS-CoV2 y su capacidad de agredir al hombre.

Aunque advierte que “las personas infectadas conservarán una protección sólida”, el experto agrega que “el escenario más probable es que el virus continuará propagándose e infectando a la mayoría de la población mundial en un período de tiempo relativamente corto”, es decir, durante uno o dos años más. “Después, el virus continuará propagándose en la población humana, probablemente para siempre”.