Hondureños salen a los supermercados y bancos ante el temor del COVID-19

Muchos hondureños salieron este lunes a las calles para abastecerse de alimentos tras el anuncio realizado anoche por las autoridades del gobierno sobre las nuevas restricciones encaminadas a evitar la propagación del COVID-19 en el país.

Ciudadanos de los diferentes departamentos de Honduras llegaron a los supermercados, instituciones bancarias y cooperativas provocando grandes filas para lograr comprar sus alimentos y realizar diferentes transacciones financieras, pese a que algunos comercios decidieron establecer el ingreso en grupos.

Los comercios e intituciones financieras, en atención a la ordenanza han pedido a la población realizar las diferentes actividades en forma ordenada en grupos de 50, tratando de evitar aglomeraciones.

El presidente hondureño, Juan Orlando Hernández, informó que los casos positivos de coronavirus en el país aumentó de tres a seis, y anunció el cierre de las fronteras terrestres, aéreas y marítimas para el tráfico de personas durante siete días.

Además ordenó suspender las labores del sector público y privado, cancelar las actividades deportivas, así como suspender el servicio de transporte público, celebraciones religiosas y cerrar negocios de todo tipo, incluidos centros comerciales, a excepción de supermercados, mercados, pulperías, farmacias, hospitales, hoteles, gasolineras y la banca privada.