No usar puertos USB públicos para cargar tu teléfono

El problema es que los puertos USB públicos pueden ser pirateados para que puedan instalar malware que robe datos en tu teléfono mientras se carga. Llamado “juice-jacking”, el hack podría resultar en que los estafadores obtengan acceso a tus contraseñas, información personal y más. No vale la pena por unos minutos más de Candy Crush, ¿verdad?

Si utilizas uno de los puertos (¡no lo hagas!), asegúrate de no aceptar dar acceso al puerto a los datos de tu dispositivo. Dependiendo de tu dispositivo, es posible que veas una ventana emergente cuando se conecta y te pregunte si confías en el dispositivo. Di no.

Una mejor opción siempre será simplemente conectar tu teléfono o tablet a una toma de corriente alterna o una bateria extra. Como señalan muchos, un cable USB sin capacidades de datos también puede ser una gran idea, aunque deberás recordar usarlos.

Cosas como las baterías portátiles también pueden ser de gran ayuda y pueden proporcionar un poco de tiempo extra.