JOH: L65,000 millones podrían entrar a circular en la economía nacional

El Presidente Juan Orlando Hernández afirmó que con la Ley de Alivio de Deuda que fue aprobada por el Congreso Nacional se beneficiarán casi un millón de trabajadores de los sectores público y privado.

“Hoy es un día especial para el pueblo hondureño, principalmente para casi un millón de trabajadores y sus familias que han venido sufriendo por un esquema de alto endeudamiento; el impacto será extraordinario”, destacó Hernández.

“Entendamos la dimensión de este problema de casi un millón de hondureños que trabajan para la empresa privada y otros para el gobierno: cuatro de cada 10 trabajadores tiene endeudados sus salarios arriba del 80 por ciento y eso es dramático”, expresó el Presidente Hernández en comparecencia de prensa que se desarrolló en Casa Presidencial.

La nueva ley, aprobada por el Congreso el lunes, fue propuesta por el Presidente Hernández, que entregó el proyecto al Legislativo el 16 de julio pasado.

Con la aplicación de esta ley, un trabajador podrá obtener un préstamo con un banco u otra institución financiera para cubrir sus deudas y quedar pagando únicamente ese crédito, con plazos largos y bajas tasas de interés, lo cual le dejará disponible parte de su salario.

“Tenemos que cambiar nosotros nuestra manera de administrar nuestro dinero. Definir las prioridades y por eso buena parte del éxito de este proyecto será educar y educarnos todos”, indicó Hernández.

Añadió que “este es el momento de que el hondureño piense en invertir en sus casas”.

Un gran impacto

Con esta iniciativa del Presidente Hernández miles de familias hondureñas podrán salir de la Central de Riesgo y limpiar su récord crediticio, y 65,000 millones de lempiras podrían entrar a circular en la economía nacional.

El jefe de Estado subrayó que “el éxito de esta ley no se logra con la aprobación de la ley, sino con la aplicación.

Que cada hondureño tenga la oportunidad de conocer sus beneficios y obviamente aprovechar estos beneficios”.

Sin embargo, aconsejó que “tenemos que cambiar nosotros nuestra manera de administrar nuestro dinero.

Definir las prioridades y por eso buena parte del éxito de este proyecto será educar y educarnos todos”.

“Miles de familias hondureñas podrán salir de la Central de Riesgos y limpiar su historial de riesgo, que muchas veces ha sido negativo”, aseguró.